Empresas sostenibles hechas en Cali, en la carrera por premio internacional

Empresas sostenibles hechas en Cali, en la carrera por premio internacional

Emprendedores caleños llegaron a la final de un concurso internacional. En juego un millón de dólares. Están listos para exportar.

Aunque son conscientes que hacer empresa en Colombia es difícil y mucho más cuando se apuesta por conceptos sostenibles y sociales, los jóvenes caleños que impulsan las firmas Anastasia y Diseclar creen que pueden marcar la diferencia.Estas dos empresas tienen algo en común, ambas quieren ganar el concurso The Venture promovido por la Firma Chivas Regal, lo que les permitiría representar a Colombia en un evento internacional y disputarse con emprendedores de otros 19 países un gran premio de US$1 millón, recursos que impulsarían sus negocios.La empresa Anastasia surgió de la joven María del Mar Jaramillo, apasionada por el diseño, quien ganó un concurso en California con la creación de un bolso de material textil reciclado.Luego de esta experiencia la emprendedora conoce a los caleños Paula y Carlos Gaviria durante una iniciativa del Foro Económico Mundial para jóvenes líderes “y nos conectamos con la idea de ayudar a la gente y participar de causas sostenibles”, cuenta Paula Gaviria.“Comenzamos a trabajar en la conceptualización de la marca y el modelo de negocio, a partir de productos textiles reciclados”. Hoy en día Anastasia compra materia textil que proviene de los residuos de otras compañías y lo convierten en diferentes productos tales como bolsos, accesorios y llaveros, porque la filosofía es aportar en la reducción de las basuras y apoyar a la vez a poblaciones vulnerables.“Ha sido interesante el proceso y lo que hemos visto es que nuestro producto es más aceptado por extranjeros que por los locales. En Cali y Colombia falta mucha conciencia del consumo sostenible y responsable o apoyo de causas sociales a través del consumo”, dice Gaviria, quien tiene 25 años y estudio Mercadeo Internacional en la Icesi. Por eso la expectativa de ganar el concurso The Venture (de 160 emprendedores colombianos, están en la final 5 propuestas, entre ellas las dos caleñas), es muy alta porque les permitiría avanzar hacia el mercado externo, en especial en Estados Unidos.Anastasia, que tiene una boutique en la ciudad, ha capacitado a más de 40 madres de niños con alguna situación de discapacidad, quienes son las que elaboran los productos. En producciónEl otro emprendimiento local que se disputa el premio The Venture es Diseclar, un proyecto que surge hace más de tres años, luego de que su promotor, Juan Nicolás Suárez, quien trabajaba con Bavaria en el área de Mercadeo, empezó a estructurar una idea que permitiera transformar las botellas plásticas. “La empresa donde laboraba entregaba a los tenderos sillas en comodato y pensé… por qué no hacer ese producto con material reciclado. Presentó la iniciativa al Fondo Emprender y nos dieron un capital semilla”, recuerda este ingeniero industrial que se retiró de la empresa donde laboraba para concretar su idea.Este mismo emprendimiento lo llevó a varios concursos con la buena suerte de quedar en el primer lugar y recibir recursos para iniciar su producción.“En el 2014 arrancamos con producción y empezamos a hacer sillas, mesas para el sol, bancas, pisos, todo hecho de plástico reciclado con fibra vegetal que proviene de la industria cañera y cafetera”, dijo.Con ello se disminuyen los residuos de plástico y además se baja las quemas del material vegetal. Diseclar tiene una planta en San Nicolás y vende en la ciudad, Popayán, Armenia, Palmira y aspiran a llegar pronto a Bogotá.“A la gente de gusta mucho porque es un material muy durable. Mi objetivo es ganar este concurso para ampliar la capacidad de producción y poder atender almacenes de cadena”.La empresa, a la que están vinculadas 4 personas, transformó el año pasado 25.000 kilogramos de plástico reciclado.“Crear empresa no es fácil, a veces uno piensa en dejar esto, pero a la vez es nuestro sueño y creo que la perseverancia me ha ayudado a llegar donde estamos”, dijo Suárez.

Fuente: El Espectador