Las 10 ideas empresariales que combaten la pobreza en Colombia

Las 10 ideas empresariales que combaten la pobreza en Colombia

En los últimos tres años se han movilizado $59.000 millones provenientes del sector privado, fondos, fundaciones y organizaciones no gubernamentales, con el único propósito de sacar a millones de colombianos de la pobreza.

Aunque la suma de dinero es importante, para la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema (Anspe), el dato que mejor refleja el trabajo que se está haciendo es el número de familias que superaron esta condición.

Carolina Blackburn, directora de la Dirección de Inversión Social Privada de la Anspe, explicó que entre 2012 y julio de 2014 unas 225.367 familias superaron la pobreza extrema gracias a la gestión del organismo, el cual se encarga de articular los servicios de más de 30 entidades gubernamentales, las iniciativas de RSE del sector privado y las ideas de la comunidad.

“Cada vez más se están involucrando iniciativas que van más allá de la mera filantropía. El sector privado se está moviendo en este sentido y por eso estamos viendo historias empresariales de éxito que ayudan a que las personas salgan de la pobreza, porque los integran a la cadena de valor de la firma”, dijo. La Anspe reconoció a 10 de estos casos empresariales.

Aol trabaja con agricultores y pescadores
La empresa Acceso Oferta Local Productos del Caribe (AOL) se dedica a la comercialización de alimentos perecederos provenientes del caribe colombiano. Con el propósito de ofrecer productos frescos, esta firma capacitó a un grupo de 223 microempresarios (pescadores y agricultores), agrupados en 18 proveedores, para convertirlos en una fuente fija de materia prima. Desde que estos colombianos tienen garantizado un ingreso mensual, sus familias han podido tener acceso a servicios de salud y educación.

Reficar creó Asotigre, uno de sus proveedores
Ante la ampliación de las instalaciones de la Refinería de Cartagena (Reficar), donde laboran más de 8.000 empleados, la empresa se vio obligada a aumentar la oferta alimenticia. Como la demanda sería mayor, sobre todo de hortalizas, Reficar creó la Asociación Campesina y Agropecuaria de la Vereda de Bajo del Tigre (Asotigre) para que suministrara este tipo de productos a la firma Servihoteles, la cual presta los servicios de alimentación a la refinadora. Asotigre tiene hoy en día 29 miembros y favorece a 139 personas.

Frisby asesora su propia siembra
Ingredientes como el repollo, la zanahoria, la cebolla de bulbo y la junca son indispensables en la operación de la cadena de restaurantes Frisby, una marca que decidió capacitar, asesorar y contratar a sus propios cultivadores de este tipo de alimentos. La decisión permite que 100 familias en condición de vulnerabilidad de Risaralda, vinculados a la Red Unidos, tengan un ingreso seguro y mejoren su calidad de vida. La formación técnica se da gracias a la cooperación del Sena.

El reciclaje en la corporación de la mujer
La organización sin fines de lucro Corporación Mundial de la Mujer Colombia ejecuta el Programa de Negocios Inclusivos con un doble propósito: generar un ingreso fijo a madres responsables económicamente de su hogar y disminuir los desechos que contaminan el ambiente. Gracias a esta iniciativa hoy en día 79 colombianas elaboran en Bogotá productos a partir de materiales reciclados, los cuales salen nuevamente al mercado. En este momento, están trabajando con los desechos de Bavaria.

Esenttia fortalece su cadena de valor
En la industria petrolera hay actividades pocos mencionadas que requieren de tanto cuidado como la misma extracción y refinación. Una de ellas es la limpieza del plástico que se ha ensuciado durante el proceso productivo, actividad que actualmente hacen 12 familias de la Corporación para el Desarrollo Integral de Pasacaballos (Cordepas) en Cartagena. El trabajo realizado hoy les permite tener un ingreso adicional pues la corporación se convirtió en un proveedor de Esenttia, firma perteneciente a Ecopetrol.

Café Devotion mejora su materia prima
Unas 420 familias caficultoras tienen su cosecha asegurada, por más pequeña que sea, gracias a la operación de Café Devotion, una empresa dedicada a la producción de cafés 100% especiales. Además de vincularlos a la cadena de producción, bajo la filosofía de “comercio justo”, esta compañía asesora y capacita a los cultivadores de café para tener mejores prácticas medioambientales y cosechas más sostenibles. Así mismo, la firma paga un incentivo y hace acompañamiento en sus fincas.

EKoplásticos enseña a reusar el material PET
En Valle del Cauca el negocio del reciclaje del plástico es muy dinámico. Una de las firmas que aprovecha este escenario es Ekoplásticos, que transforma el politereftalato de etileno (PET) reciclado en hojuelas limpias y las deja ya listas para su comercialización otra vez. Junto con el Centro Prospera y la Anspe, se hizo un programa piloto con 10 caleños vinculados a la Red Unidos, para enseñarles la correcta técnica del reciclaje. La meta a corto plazo es que se conviertan en proveedores fijos.

Las frutas en el banco de alimentos y alsec
La Fundación Banco de Alimentos de Medellín y Alimentos Secos (Alsec) ganó la convocatoria Buen Provecho realizada en 2013 por la Anspe y Compartamos con Colombia. Los ganadores sacarán adelante una unidad de negocio enfocada a la recuperación de frutas en avanzado estado de maduración (a través de la microencapsulación) a productos con funcionalidad nutricional. Además de niños de Antioquia, la idea ayudará a madres gestantes de bajo peso.

Diseclar hace muebles con desechos
Diseclar es una empresa caleña que fabrica sillas, mesas, asoleadoras, pérgolas, decks y bancas a partir de desechos plásticos y desechos agroindustriales. Como su principal materia prima son productos reciclados, la empresa decidió ayudar a la comunidad de recicladores en su zona de influencia incorporándolos como proveedores fijos. Con este programa, 300 recicladores caleños se están viendo favorecidos con una remuneración justa mensual.

Pepsico compra el plátano localmente
Pepsico eliminó la intermediación en la fabricación de productos como Natuchips y De Todito, decisión mediante la cual comenzó a comprar directamente a productores locales 40% del plátano requerido para ambas marcas. Con esto, no solo favoreció a 90 productores, sino también a 80 mujeres responsables de su hogar y a 20 jóvenes en edad vulnerable. Esto se logró mediante la Asociación Nacional Agropecuaria de Productores de Plátano de Belén de Umbría.

Fuente: La Republica